Un uso legal y saludable a las hojas de coca: endulzante

La inédita propuesta surgió en un reciente foro de Londres, al que asistieron más de 300 productores.

Chocolate por la noticia, nunca mejor dicho. Porque en estos días el chocolate, precisamente, es noticia. Un noble producto que ya consumían como bebida hace 3,000 años las tribus olmecas de Mesoamérica, que los mayas posteriormente utilizaron como moneda y del que luego se apropiaron los aztecas.

En Londres, el denominado Foro del Chocolate reunió a más de trescientos productores para debatir sobre las tendencias del sector. Nadie se sorprende ante las variedades más insólitas de este dulce alimento combinado con todo tipo de frutos, especias picantes e incluso hebras de oro. Pero la iniciativa de elaborar el chocolate con hoja de coca en reemplazo del azúcar suena verdaderamente revolucionaria.

La intención es eludir los efectos adversos de la sacarosa, que -dicho sea de paso- amén de perjudicar la salud en muchos sentidos, también suele ser adictiva.

Así es que entre las ideas más insólitas presentadas en esta edición destaca la posibilidad de crear un chocolate sin azúcar y por lo tanto más saludable, mediante la mezcla del cacao con la coca peruana, pero sin alcaloides, el componente adictivo que se halla en la hoja de la coca. Se trata de una nueva fórmula que fue fruto de la casualidad, ya que en un viaje por Sudamérica el investigador Gregory Aharonian decidió combinar té de coca con cacao y así descubrió que esta planta reduce el amargor del chocolate, según relató el propio creador de la patente y presidente de KukaXoco.

“Afortunadamente, mi tecnología funciona sin alcaloides y no hay nada ilegal en la especia de la coca”, defendió Aharonian, quien presentó el proyecto de la mano de la Empresa Nacional de la Coca (Enaco) de Perú.

Este descubrimiento podría ser beneficioso para el consumidor, ya que en la actualidad las barras de chocolate y otros productos derivados del cacao pueden llegar a tener hasta un 80% de azúcar y grasa. “El azúcar está ligada, según diversos estudios, con enfermedades como diabetes, hipertensión y obesidad”, subrayó Aharonian, quien resaltó la ironía de que se esté usando la planta de la coca, “a la que se considera mala por su conexión con la cocaína” para reemplazar a lo que él considera “una droga aún peor: el azúcar”. El experto también augura que su fórmula podrá ahorrar futuras demandas judiciales al sector chocolatero sobre la responsabilidad del fabricante por el uso del azúcar. Asimismo, el empresario tiene la ambición de convertir a Sudamérica en el tercer centro de chocolate, después de Europa y los Estados Unidos, y de suprimir la mala fama de la hoja de coca, a la cual “siempre se la relaciona con las drogas y las armas”, para abrir el mercado a otros productos que la usan, como el del té.

Por el momento, el proyecto está recaudando inversiones y espera ser lanzado al mercado internacional el próximo año. Rafael Cánovas, gerente general de Enaco, destacó que si este proyecto prospera ayudaría a brindar una mejor calidad de vida a los agricultores, debidamente empadronados, que cultivan la hoja de coca para fines lícitos.

Fuente: InfoBAE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Solve : *
27 × 7 =