Galletas artesanales, nuevo objetivo de negocio de Mondelēz International

Oreo tiene antojo de las galletas de Tate’s Bake Shop.

Mondelēz International, firma propietaria de Oreo, Chips Ahoy y de las galletas Ritz, planea comprar Tate’s Bake Shop por 500 millones de dólares. El acuerdo fue reportado por primera vez por ‘The Wall Street Journal’.

El acuerdo agregará las galletas finas y crujientes de chocolate de Tate a la línea de productos de Mondelēz. Las galletas de Tate se venden a precios más altos que las de Oreo y Chips Ahoy, y se comercializan como “productos horneados artesanales” auténticos y naturales de Southampton, Nueva York (EUA).

Mondelēz International mantendrá a Tate como una empresa independiente, en un intento por proteger el atractivo de nicho de esas galletas entre los consumidores.

El presidente ejecutivo de Mondelēz International, Dirk Van de Put, dijo que Tate’s colocaría a su empresa en el “segmento de rápido crecimiento de las galletas premium”.

Tate no divulga sus ventas anuales, pero informó en un comunicado de prensa que los ingresos se han cuadruplicado en los últimos cinco años.

Las marcas más antiguas y de producción masiva de Mondelēz International —que incluyen galletas como Honey Maid y Wheat Thins, y dulces como Sour Patch Kids, Trident y Stride— necesitan un impulso. Las acciones de la compañía cayeron 9 por ciento este año y sus ventas en América del Norte bajaron en el último trimestre.

Las empresas tradicionales de bocadillos y chocolates están teniendo dificultades a medida que los estadounidenses experimentan con marcas advenedizas que ofrecen alimentos frescos, nuevos ingredientes, y empaques y mercadotecnia atractiva, tanto en línea como en supermercados del tipo Whole Foods.

Las acciones de Kraft Heinz, Hershey, Nestlé, Campbell Soup y General Mills han registrado pérdidas de dos dígitos en 2018. Nestlé informó hace unos días que pagará 7,000 millones de dólares por vender cafés y tés envasados de Starbucks fuera de Estados Unidos.

Mondelēz International ha estado buscando maneras de crecer en los últimos años, y aunque intentó comprar Hershey en 2016, abandonó la oferta.

Van de Put, quien sucedió el año pasado a Irene Rosenfeld, la longeva presidenta ejecutiva anterior, ha ordenado una revisión estratégica de las marcas de la compañía. Se espera que Mondelēz International venda algunas de sus empresas de bajo rendimiento.

“Los consumidores de hoy comen de manera diferente, compran de manera diferente y buscan experiencias diferentes”, dijo Van de Put en una conferencia en febrero. “Tenemos que ser más ágiles, innovadores y progresistas que nunca”.

Sobre el tema, Pablo Zuanic, un analista de Wall Street, cree que Mondelēz International podría lanzarse a una racha de compras para intentar crear un imperio internacional del chocolate. El chocolate representó más del 31% de las ventas globales de Mondelēz en 2017.

“Con Budweiser y JAB Holding consolidando las industrias mundiales de cerveza y café, respectivamente, creemos que hay espacio para que alguien haga lo mismo en el chocolate”, escribió Zuanic en un informe.

Fuente: Expansión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Solve : *
10 × 9 =