Crean café soluble con fibra vegetal que protege la salud cardiovascular

Dos estudiantes de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Agrónomos de la Universidad Pública de Navarra (UPNA, España) se han clasificado para la final de la tercera edición de los Premios Pascual Startup, en la categoría de “Futuros Emprendedores”, un certamen impulsado por la firma de alimentación Calidad Pascual para fomentar el emprendimiento y la creación de empresas entre universitarios.

Irene Albero Elorza (Pamplona, 1992) y Álvaro Maestre Pérez (Pamplona, 1996), estudiantes de Innovación de Procesos y Productos Alimentarios, han presentado su proyecto denominado ‘Cuore di Caffè’, un nuevo producto que consiste en introducir un preparado de betaglucano (fibra de origen vegetal) en café soluble (descafeinado o no) para proteger la salud cardiovascular, ayudando así a la prevención de enfermedades debidas al colesterol y atenuando las ya existentes. Su fin es cuidar la salud de los ciudadanos a través de la alimentación.

“El betaglucano es un tipo de polisacárido, como el almidón, que se encuentra en algunos cereales, bacterias y las paredes de los hongos, y que se emplea en la industria agroalimentaria para dar textura a los alimentos —explica Álvaro Maestre—. No obstante, se ha comprobado que el proveniente de los cereales reduce y controla el colesterol en la sangre y ayuda también a regular el nivel de azúcar. Esta propiedad la confirman organismos internacionales como la European Food Safety Authority (EFSA) y la Food and Drugs Administration (FDA). Hemos pensado en incorporar el betaglucano de cereales al café, ya que, al margen de sus propiedades antioxidantes, se trata de un producto de consumo diario, y así no es necesario introducir nuevos alimentos o suplementos para reducir el colesterol ‘malo’”.

El proyecto de los dos estudiantes se basa en incorporar directamente la citada fibra (en forma de polvo) al café soluble. “No obstante, podría añadirse de otras dos formas: o bien directamente en el café, durante el proceso de fabricación, o bien creando con el betaglucano una lámina flexible que contenga al café y se disuelva en líquido, para usarlo como envoltorio al igual que una bolsita de té”, añade Irene Albero.

Café para hipertensos

El nuevo producto podría ser consumido también por personas con tensión arterial alta, ya que, aunque “no se recomienda el consumo elevado de cafeína en las personas con hipertensión, que es otra enfermedad que suele acompañar a quienes presentan colesterol elevado, se puede fácilmente solucionar añadiendo el betaglucano al café descafeinado”. “Es más, los antioxidantes naturales presentes en el café son beneficiosos tanto para los hipertensos como para las personas con colesterol elevado y para aquellas con sobrepeso y niveles altos de glucosa, que son estados que suelen estar relacionados entre sí”, señala Álvaro Maestre.

Irene Albero y Álvaro Maestre acabarán en junio sus estudios de Innovación de Procesos y Productos Alimentarios. “Los dos queremos desarrollar nuestra profesión en investigación, desarrollo e innovación (I+D+i) de alimentos, y seguir trabajando en productos que ayuden a cuidar la salud, para lo cual tenemos muchas ideas que nos han ido surgiendo a lo largo de la carrera”, indica Irene Albero.

En la final, el proyecto de los estudiantes navarros compite en su categoría con otros dos: ‘Touchable’, un cubo interactivo capaz de transformar cualquier superficie física en una pantalla o interfaz táctil; y ‘The Ifs’, “el primer juguete educativo que permite enseñar a programar a niños a partir de 3 años”, según sus autores.

El concurso, al que se presentaron alrededor de un centenar de propuestas de universitarios, está organizado por Calidad Pascual en colaboración con IBM, Telefónica y Tetra Pak, y con el apoyo del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, y de Socios Inversores. El proyecto ganador se dará a conocer este mes en Madrid, junto al resto de las categorías de los Premios Pascual StartUp.

ETSIA: Impulso a la innovación

La clasificación de los alumnos de la ETSIA para la final de los Premios Pascual Startup se une al subcampeonato logrado el año pasado por otros seis estudiantes de dicho centro en los Premios Ecotrophelia España (un concurso de productos alimentarios innovadores), con su propuesta de un pan de cerveza.

Estos resultados muestran el impulso de la Universidad por la formación de su alumnado en competencias como el trabajo en equipo o el aprendizaje basado en proyectos, que favorecen los procesos de innovación en carreras como la de Ingeniería Agroalimentaria y del Medio Rural, calificada con el certificado europeo de calidad Sello EUR-ACE; y la de Innovación de Procesos y Productos Alimentarios, que cursan los dos finalistas del certamen.

Fuente: UPNA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Solve : *
18 − 9 =