Vino mexicano, la apuesta de las empresas dueñas de Pedro Domecq

La empresa vinícola española González Byass y la filipina Grupo Emperador, lograron concretar en marzo de este año la compra de las marcas de brandy del sello Domecq (Don Pedro Domecq, Presidente, Don Pedro y Azteca de Oro), que le adquirieron a la francesa Pernod Ricard por 81 millones de euros. Su objetivo es ganar presencia en México, Inglaterra y Estados Unidos.

Sin embargo, sus planes en México van más allá de relanzar esta marca de brandy junto con su socio, pues también contemplan crecer en el mercado de vinos ante el consumo creciente de esta bebida.

“En México había una serie de razones: nuestra afinidad cultural, por supuesto, pero también el potencial económico del país, su creciente interés en el vino, además de en licores y brandys, que ya viene de atrás, y el desarrollo de la industria vitivinícola local”, dijo en entrevista Mauricio González, presidente de González Byass.

En 2016 se consumieron en México 89.5 millones de litros de vino, pero sólo el 30% del total correspondió a vinos producidos en el país, y el 70% restante fueron importados.

A pesar de que el consumo per cápita de vino en México sigue siendo bajo (750 mililitros per cápita) en comparación con otros países como España (20 litros), Italia (37 litros) o Francia (47.7 litros), el crecimiento sostenido que ha presentado en los últimos años permite tener una visión optimista para los productores, de acuerdo con un estudio de La Organización Internacional de la Viña y el Vino.

Producción en baja california

La transacción de Pernord Ricard también contempló una bodega de vinos en Baja California, en el Valle de Guadalupe. “Es la primera bodega en ese lugar con una capacidad de producción de 85,000 cajas, y la idea es llegar a 200,000 cajas en cinco años”, dijo Enrique Murillo, CEO de Pedro Domecq, a Expansión.

Para lograrlo, la empresa planea invertir 50 millones de pesos (mdp) en los próximos dos o tres años, destinados a la ampliación de la bodega, un proyecto de etnoturismo y garantizar el suministro de la uva.

González Byass aseguró que con ello podrá consolidar su mercado en México, con ayuda de su portafolio de marcas como Tío Pepe, que tiene presencia en más de 100 mercados, el Rioja Beronia y la marca chilena Veramonte, líder en Estados Unidos.

¿Qué hay del brandy?

En cuanto a la marca Domecq, los empresarios aún están analizando el mercado para saber cuánto van a invertir y cómo van a consolidar el mercado. Sin embargo, plantean un crecimiento moderado para los próximos tres años.

“Vamos a empezar por potencializar las marcas que tiene Domecq. Nos ha sorprendido el consumidor con estas marcas, nuestra idea es asegurarnos que maximizamos la distribución de éstas y que lleguen a todos los puntos de venta donde no están llegando, como pueden ser hoteles y abarrotes”, agregó González.

Hoy, el brandy Torres, de Miguel Torres, tiene el 38% de participación de mercado en México, le sigue Presidente con 20.8% y Don Pedro con 18.7%, de acuerdo con cifras de Euromonitor.

Fuente: Expansión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Solve : *
24 − 13 =