Tendencia ready-to-eat, en pleno apogeo

Poco tiempo, hogares más pequeños… La evolución de la sociedad tiene su fiel reflejo en el gran consumo. No es de extrañar, por tanto, que los llamados productos de conveniencia crezcan 2.5 veces más que el conjunto del mercado, o lo que es lo mismo, seis puntos por encima de la media del conjunto del gran consumo, según el informe ‘La cesta convenience de la compra’ de Nielsen. Así, estos productos que se asocian a la comodidad crecieron un 9.5% en ventas en 2017, frente al 3.7% del conjunto del mercado.

En esta cesta, en la que se excluyen productos de impulso y aquellos de compra rutinaria, son los productos innovadores los que más tiran del carro, con un crecimiento del 13.8% en ventas el año pasado. Aquí encontramos desde el sushi hasta la llamada alternativa vegetal (tofu), pasando por el café monodosis y las salsas para cocinar.

Todos ellos agrupan al segmento de la conveniencia, que también tiene una base de productos tradicionales que siempre han acompañado al consumidor. Legumbres cocidas al natural, sopas instantáneas, cremas líquidas refrigeradas o las latas en conserva, son clásicos que nunca se fueron, pero que están viviendo un momento de plenitud.

Estos productos de toda la vida más los recién llegados suponen ya el 7.7 por ciento del total de la cesta de compra, es decir, casi ocho de cada cien euros que ingresa el mercado de gran consumo se asocian a la comodidad.

Un hogar cómodo

Son cada vez más. Ya uno de cada cuatro hogares en España tiende a la comodidad, tal como muestra el informe de Nielsen. Y se paga más, pues el gasto por hogar en estos productos fue de media 185 euros en 2017, casi un 9 por ciento más que en el año anterior.

No obstante, hay productos que están más acomodados en las cocinas de los consumidores, como las ensaladas de IV gama, presentes en 8 de cada 10 hogares; o bien el café monodosis, en 4 de cada 10, dos ejemplos de referencias que son ya muy habituales.

Además, en función de los miembros de cada hogar, la comodidad aparece de un modo u otro. En los hogares unipersonales maduros es frecuente encontrar platillos en conserva, mientras que en aquellos con niños se produce más gasto en congelados y refrigerados.

El Top 10 en crecimiento

Dentro de la amplia variedad de productos hechos a ‘nuestra conveniencia’, hay un total de diez que muestran crecimientos muy notables, por encima del 12 por ciento. Son los más ‘trending topic’ dentro de esta cesta, aunque en algunos casos las cifras son muy espectaculares porque parten de muy abajo y van agrandándose año tras año de forma exponencial.

Es el caso de los platos de alternativa vegetal, que crecieron un 62.5%; o el sushi, con un 49.5%. Precisamente, el ‘Lejano Oriente’ está detrás de otros éxitos, como las especialidades orientales (23.2%) y los rollitos (22.5%). Todos ellos muestran crecimientos sensacionales, pero su peso en la cesta es aún reducido.

Otros más de toda la vida también funcionan notablemente, como los platos congelados de base arroz o verduras, con crecimientos de entre el 12% y el 14%; o bien las croquetas, con un 18.6%. Las legumbres cocidas al natural, por su parte, incrementaron sus ventas el año pasado por encima del 20%; al igual que las sopas y cremas líquidas refrigeradas, es decir, los gazpachos, ajoblancos y salmorejos, ayudados también por las altas temperaturas y campañas veraniegas más largas.

Según la experta en Distribución, Ana Fernández, “no debemos olvidar el componente saludable que se asocia a esta cesta convenience de la compra. Así, productos como pizza o sándwiches crecen por debajo de la media y, por el contrario, aquellos como el tofu, los bocadillos de soya o las hamburguesas y albóndigas vegetales muestran un comportamiento de lo más saludable”.

Fuente: Interempresas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Solve : *
14 ⁄ 2 =