Precios estables de alimentos para 2017

Según un informe de Rabobank, a pesar de la inflación que experimentaran muchos países, la gran cantidad de productos disponibles contendrá el aumento de los precios.

A medida que la población mundial crece cada año, la cantidad de alimentos producidos en el mundo sigue el mismo camino. La aparición de fuertes competidores en este mercado, como es el caso de China, o los cambios demográficos y políticos tanto en países desarrollados como emergentes, influyen drásticamente en el avance de las exportaciones del sector alimentario.

La entidad financiera holandesa Rabobank ha hecho público un informe en el que revela cómo estas modificaciones contribuirán a la estabilización de los precios a pesar de la inflación global. El estudio indica que la nueva presidencia estadounidense, el poderío de China en la producción de ciertos alimentos o el Brexit añaden incertidumbre al panorama actual.

Más productos, menos valor

El autor del informe, titulado ‘Rabobank Global Outlook 2017’, Stefan Vogel, ha declarado que “después de tres años de bajada de precios y la destrucción de cultivos en regiones agrarias importantes debido al clima, parece que 2017 contribuirá a una necesaria estabilización de los precios de los alimentos”. Sin embargo, Vogel añade que “el récord de producción mundial significará que los precios continúan bajos”, lo que son “buenas noticias para los consumidores pero no tanto para los agricultores y ganaderos”.

El responsable del mercado de alimentos para Rabobank cree que China es la mayor amenaza del mercado europeo, ya que por su masiva cuota de mercado de algunos productos puede ejercer una influencia enorme en los precios. En el caso de que los dirigentes del país decidan comercializar sus excedentes de trigo, maíz o soya, esto tendrá un impacto importante en los mercados globales ya que las importaciones de China descenderán notablemente.

Rabobank predice también que la volatilidad del euro debido a las elecciones de varios países afectará a los precios de los productos, tomando como referencia la subida histórica de las exportaciones británicas de grano debido a la caída de la libra, lo que ha subido los precios de las importaciones y el volumen de las exportaciones.

La elección de Donald Trump como nuevo presidente de Estados Unidos es vista con cautela por los expertos de Rabobank, ya que si bien la revisión de tratados de libre comercio pude tener consecuencias en la balanza comercial de productos alimenticios, habrá que esperar a los próximos acontecimientos.

Aun así, la mejora del nivel de vida y del poder adquisitivo mundial tiende a consolidar una dieta más ‘occidental’, rica en productos cárnicos y lácteos, a lo largo del mundo.

Fuente: La Voz de Almería

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solve : *
22 + 11 =