PepsiCo Alimentos México invierte en reformulación

En julio de este año, Pedro Padierna le heredó la presidencia de PepsiCo Alimentos México a Paula Santilli. En sus 30 años en PepsiCo, Padierna fue responsable de integrar Sabritas y Gamesa en una sola compañía, así como de comenzar con la reformulación de sus alimentos para reducir azúcares y sodio.

Padierna ocupa el puesto de presidente de Consejo de la misma empresa y dejó la tarea de transformar el portafolio de productos en manos de Santilli, quien encabeza las operaciones de esta subsidiaria que registra ingresos superiores a los 4,000 millones de dólares anuales, cuenta con más de 40,000 empleados, casi 290 centros de distribución, 17 plantas y 17,000 rutas.

Una de las estrategias es apostar en la inversión de sus marcas ‘nutritivas’ como Quaker, que participa en el mercado de barras de cereales en México y donde Bimbo tiene el liderato, con una participación de 43.6%, seguida de Kellogg con el 24.9% y Quaker con el 7.1%; superando a Nature Valley, de General Mills, que tiene 6.7% del mercado de acuerdo con Euromonitor.

El cambio en el portafolio surgió a raíz del Impuesto Especial sobre Producción y Servicio (IEPS) que el gobierno tasó en 2014 a bebidas y alimentos con alto contenido calórico, como refrescos y papas fritas. A continuación, se presentan los planes de la directiva para lograr la transformación:

¿Cuáles son los planes enfocados en su portafolio de nutrición?

“La innovación es muy importante para PepsiCo, en particular estamos muy enfocados en la de los productos nutritivos. Vemos un consumidor allá afuera que está explorando, que está aprendiendo a cambiar algunos hábitos de consumo, y siendo mucho más consciente sobre la importancia de la actividad física, sobre la importancia de mantener una vida saludable y, en ese contexto, también observamos que está probando distintos desayunos”.

“Tenemos a Quaker, una marca de avena y cereales, que está creciendo a doble dígito acelerado y estamos lanzando productos muy convenientes. Por ejemplo, unos cups (vasos) a los que les pones agua o leche y sólo lo revuelves para obtener un desayuno súper nutritivo al instante”.

“Tenemos barras de cereales, tenemos mixes de cacahuates y fruta… en fin, estamos como empresa ayudando con toda esta ola de productos innovadores para que estos consumidores, que exploran, encuentren productos deliciosos y con alto valor nutritivo”.

¿Qué están haciendo respecto a las reformulaciones?

“Nuestro negocio de botanas es muy fuerte. En los últimos seis años, hemos reducido el sodio en casi 24 por ciento en todas las botanas sin que el consumidor sintiera una diferencia, lo hemos hecho con muchísimo cuidado, hemos sacado toneladas de sal de nuestros productos”.

“Por el otro lado, te podría hablar de Cheetos. Hemos transformado por completo la fórmula, hoy usamos otros aceites en esta botana que hacen que tenga cero grasas saturadas, cero grasas trans y casi lo convierte en una botana sana. Eso causa alguna confusión, sin embargo, Cheetos es harina de maíz, puro queso y aceites de primer nivel”.

“Con todos (los negocios) estamos en proceso de transformar nuestros productos en fórmulas que cada vez estén más cerca a lo que el consumidor hoy busca”.

¿Cuál es el plan de crecimiento de este portafolio?

“Queremos crecer agresivamente en estos negocios y estamos invirtiendo, además, en comunicación al consumidor, redes digitales, mensajes de Quaker, mensajes de galletas Saladitas; estamos trabajando a que el consumidor pruebe cosas distintas”.

“Anunciamos hace poco una inversión de 5,000 millones de dólares en el país –monto para el periodo 2014-2019- así que estamos cumpliendo con esa inversión”, concluyó.

Fuente: Expansión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Solve : *
22 − 15 =