Nueva forma de crear carne ‘no cárnica’: con tecnología 3D

Hasta ahora hemos conocido varias compañías que trabajan en la producción de carne de laboratorio o carne limpia, se trata de un segmento innovador que promete una revolución en la industria alimentaria.

Pero incluso en este novedoso segmento que ni siquiera ha empezado a comercializar sus productos, se producen avances que pueden marcar diferencias significativas, es el caso de la carne cultivada 3D mediante un proceso patentado en la que trabaja Aleph Farms. Se trata de una carne que, según el fundador y CEO de la empresa, se parece más a la carne tradicional que a cualquier otra carne in vitro.

Carne limpia en favor de un mundo saludable

Al igual que la startup Supermeat, Aleph Farms también tiene origen israelí, se anuncia como líder en la revolución de la carne limpia en favor de un mundo más saludable. A diferencia de otras compañías que producen las células que forman la carne de manera individual, dando lugar a una especie de producto formulado y procesado con ingredientes separados, esta empresa utiliza la tecnología 3D para hacer crecer todas las células que componen la carne tradicional de manera integral, es decir: grasa, fibras musculares, vasos sanguíneos, tejido conectivo (colágeno), etcétera. Como resultado, se obtiene una carne muy parecida a la que se obtendría de un animal.

Según explica la empresa, su tecnología permite superar un problema crítico de carne limpia, pues se basa en el cultivo de partes comestibles de un animal en 3D utilizando cuatro tipos de células diferentes, de este modo se puede lograr que el producto final se asemeje organolépticamente a la carne tradicional; se trata de un paso más para alcanzar la paridad con la carne que se consume en la actualidad.

¿Cómo se cultiva la carne en 3D?

Las células se obtienen de un animal a través de una biopsia para cultivarlas en un laboratorio en modelo tridimensional; llama la atención que esta carne integre vasos sanguíneos, pero esto no implica que el producto final contenga sangre. Según los responsables de la empresa, los vasos tienen un papel importante en la replicación de la estructura de la carne afectando al sabor final del producto. El actual enfoque de algunas empresas de este creciente segmento es trabajar sobre un modelo de célula única, lo que significa que las aplicaciones finales se limitan solamente a la producción de carne molida, generalmente hamburguesas; sin embargo, Aleph Farms promete ofrecer, por ejemplo, bistecs completos como los que se comprarían en una carnicería.

Aleph Farms es una empresa fundada por la compañía alimentaria Strauss Group en colaboración con Technion (Instituto Tecnológico de Israel); en esta firma han apostado inversores israelíes, estadounidenses y europeos, recibiendo los fondos necesarios para su desarrollo. Lo cierto es que se apuesta por todas las empresas que trabajan en la carne de cultivo, las grandes compañías invierten en ellas apostando por un futuro comercial prometedor, se puede citar como ejemplo la inversión realizada por Tyson Foods, el procesador de carne más grande del mundo, o la realizada por el Grupo PHW, uno de los productores de aves de corral más importantes de Europa.

De momento, la carne cultivada en 3D de Aleph Farms se encuentra en la etapa de I+D, pero se espera que en un par de años se inicie la producción a nivel comercial. La empresa va muy rápido, pues se fundó hace un par de años, y se ha aprovechado bien de las investigaciones realizadas por Technion durante la última década en el campo de la medicina regenerativa desarrollada, aunque en este caso aplicada a la alimentación. Recordemos que este tipo de medicina, también denominada ingeniería de tejidos, tiene como uno de sus cometidos la fabricación de sustitutos biológicos que mantengan, mejoren o restauren la función de órganos y tejidos en el cuerpo humano. Esto es mucho más complejo que el hecho de que la producción de carne de cultivo que se asemeje a la carne tradicional.

Las empresas israelíes están destacando en este segmento, como decíamos; se producen innovaciones antes de que los productos empiecen a comercializarse, lo que muestra que probablemente se iniciará una competencia feroz entre compañías a fin de poder ofrecer la mejor carne de cultivo posible.

Fuente: Crónica Norte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Solve : *
2 + 20 =