“Hacer el bien sabe bien”, la nueva campaña de Hershey’s de México

Hershey’s de México se prepara para su 50 aniversario en la tierra del cacao (México), por lo que invirtió 20 millones de pesos y lanzará la campaña “Hacer el bien sabe bien”, con la cual esperan sumar al menos un punto de participación.

“Esto es parte de la estrategia comercial de este año, estamos buscando crecimiento de doble dígito, y te puedo decir que a los tres primeros meses del año vamos en ese ritmo; hoy también estamos creciendo en participación de mercado, en este punto del año hemos crecido un punto de participación de mercado, lo cual es un resultado extraordinario, estamos creciendo con las barras, Kisses y ChocoYogo”, comentó en entrevista Moisés Michán, director de mercadotecnia de The Hershey Company México.

El 2017 para la empresa chocolatera fue histórico en México, pues tuvo un alza en ventas de 10.3 por ciento, con valor de poco más de 3,300 millones de pesos, siendo uno de los principales drivers el lanzamiento de ChocoYogo.

Para este año adelantaron en marzo que habría tres grandes lanzamientos, dos están en camino y el primero fue la noticia de que buscarán un lugar en el mercado de snacks con la entrada de un producto que mezcla lo salado de las nueces con lo dulce del chocolate, Snack Mix.

El marcado del chocolate en México cerró el 2017 con un valor de 20,876.4 millones de pesos, con una proyección de crecimiento de 17.2 por ciento hacia el 2022, un estimado de 24,459.3 millones de pesos; con un consumo per cápita de 169 pesos, de acuerdo con la consultora de consumo Euromonitor.

Por empresa, la de mayor penetración en el mercado en el 2017 fue Mars con 22.1%; seguida de Nestlé (21.7%), y Grupo Ferrero (17%); por producto, el consentido con 11.7% del mercado fue Carlos V, seguido del Kinder sorpresa (10.8%), y Ricolino (9.1 por ciento).

Parte de la estrategia de Hershey’s de México con la campaña “Hacer el bien sabe bien” es fortalecer el desarrollo del cacao de Chiapas, con la meta de que rumbo al 2021 por hectárea se pueda pasar de 150 kilos a 1,500 kilos de producto, 10 veces más de lo que se consigue actualmente.

Michán aclaró que si bien están apoyando para que México incremente la producción de cacao, su proveeduría continuará siendo 72 por ciento importado y el restante nacional, y es que “cada cacao tiene un sabor característico por cada región, por lo cual no pueden cambiar el mix de cacao”.

La firma estadounidense cuenta con dos plantas en nuestro país: Monterrey (Nuevo León) y Zapopan (Jalisco), de cuya producción 90% se queda para consumo local y 10% para exportación.

Fuente: El Economista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solve : *
5 + 3 =