En busca de mayores negocios alimentarios para México

Con los objetivos de atraer inversión extranjera del sector de los alimentos procesados a México, así como promover las exportaciones de los productores nacionales a través de encuentros de negocios con compradores extranjeros, los pasados 27 y 28 de julio se llevó a cabo en la capital del país el “Mexico´s Processed Food Industry Summit”, evento encabezado por la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) en el que los fabricantes, distribuidores, minoristas y proveedores se reunieron para identificar y obtener nuevos socios comerciales.

Los encuentros de negocios se complementaron con un ciclo de conferencias a cargo de ponentes nacionales y extranjeros expertos en diversas áreas del sector, y con una zona de exposición de productos, servicios y tecnologías, donde Alfa Editores Técnicos estuvo participando con todas sus soluciones comunicativas para la industria de alimentos y bebidas, así como de empaque.

El propósito de las ponencias, más allá de ofrecer un panorama actual en torno a tópicos relevantes para los procesadores de alimentos, fue apoyar a los inversionistas potenciales y a los empresarios experimentados a focalizar mejor sus estrategias de negocio, comerciales y de fabricación. Se abordaron desde las oportunidades de México en mercados globales hasta el uso de la tecnología de extrusión para impulsar la innovación y la sustentabilidad en los alimentos, pasando por el procesamiento a altas presiones y la generación de productos orgánicos, entre otros temas.

En entrevista con Alfa Editores Técnicos, Javier Fernández-Salvador, Graduate Research Assistant de la Oregon State University y ponente de la presentación “México y subsidiarias – Alimentos orgánicos; mercado y sus limitaciones”, explicó que el mercado de alimentos orgánicos está teniendo a nivel mundial un crecimiento significativo y que representa una oportunidad importante para México, sobre todo debido a los tratados comerciales, ubicación geográfica y variedad de producción agrícola del país.

“México tradicionalmente ha sido exportador de insumos e ingredientes, pero ahora se ve que hay varios productos finales que ya se están exportando, yo lo he corroborado con jugos orgánicos y destilados, que son áreas con mucho potencial. La industria alimentaria en México todavía no ha tocado este nicho de mercado potencial; vemos que procesadores grandes en Estados Unidos como Kraft, Campbell´s o Heinz ya tienen una línea orgánica de productos que está creciendo establemente, mientras que las empresas tradicionales grandes de México todavía no lo hacen porque el consumo interno yo creo que todavía no es tan grande como el mercado de exportación. Por eso es muy importante el potencial que tiene”, comentó.

Por otro lado, igualmente en entrevista, José Luis Hidalgo, Director de Compras para LATAM y Director Corporativo de SRM en Nestlé, resaltó las iniciativas que la empresa realiza actualmente para el desarrollo social y la captación de nuevos pequeños proveedores, en coincidencia con la celebración de los 150 años de la trasnacional suiza, que se cumplen este 2016. “En cuanto a proveedores el proyecto es abrir las puertas y la comunicación, trabajar de manera colaborativa y encontrar juntos en dónde podemos tener mucho más valor, considerando que el consumidor es cada vez más exigente y está buscando transparencia: entender qué es lo que se están llevando a la boca”.

Asimismo, en una breve charla con Alfa Editores Técnicos, el titular de la SAGARPA, José Calzada Rovirosa, señaló que las exportaciones agroalimentarias de México han crecido 60% entre los años 2012 y 2015, gracias a la implementación de políticas de sanidad, tecnificación y calidad. “Hemos también abierto nuevos mercados internacionales y queremos ser el onceavo productor alimentario del mundo. Queremos ir también a Argentina, a Uruguay y a Corea, donde hay un mercado muy importante para la carne”, expresó.

Cabe destacar que la producción de alimentos procesados en México alcanzó un valor superior a los 141 billones de dólares en el 2015, y se espera que alcance los 179 billones para el año 2020. Con una población de 123 millones de personas, nuestro país consume aproximadamente 155 billones de dólares en alimentos procesados y en el periodo 2006-2015 captó más de 20 billones de dólares de inversión extranjera solamente en el sector alimentario, liderada por firmas de Países Bajos, Estados Unidos, Francia, Canadá y Suiza.

Fuente: Alfa Editores Técnicos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Solve : *
46 ⁄ 23 =