Con revaluación, Europa reduce el límite de contaminantes del aceite de palma

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, por sus siglas en inglés) ha actualizado recientemente los límites establecidos a las sustancias que se forman durante las altas temperaturas alcanzadas en la desodorización de aceites vegetales y otros alimentos, principalmente presentes en el aceite de palma. Esta nueva revaluación del nivel de seguridad del aceite de palma viene a apoyar las investigaciones llevadas a cabo por la Fundación Española del Aceite de Palma Sostenible sobre la seguridad del consumo de este ingrediente.

En su nuevo informe, del 10 de enero de 2018, la EFSA ha revisado los niveles de seguridad de 3-MPCD para incrementarlos desde los 0.8 microgramos por kilogramo de peso corporal hasta un límite de 2 microgramos. Se acerca así a la posición del Comité Mixto FAO/OMS de Expertos en Aditivos Alimentarios JEFCA, que recomienda un límite máximo de 4 microgramos por kilogramo de peso y día. En 2016, la EFSA había sido más restrictiva en los límites de 3-MCPD de lo que recomienda en este último informe, a la vez que reconocía que la industria había reducido a la mitad el riesgo de exposición entre 2010 y 2015.

¿Por qué EFSA ha actualizado su evaluación del 3-MCPD?

El profesor del Departamento de Diabetes & Ciencias Nutricionales de King’s College London (Inglaterra), Christer Hogstrand, que preside el grupo científico que desarrolló la opinión de 2016 y su actualización, afirmó al respecto: “La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) decidió revisar su evaluación después de que el Comité Mixto FAO/OMS de Expertos en Aditivos Alimentarios (JECFA) de Naciones Unidas estableciera un nivel de seguridad diferente de la ingesta diaria tolerable (tolerable daily intake, TDI, en inglés).

“Mientras tanto, la EFSA actualizó la metodología que usábamos para calcular nuestro nivel de ingesta diaria tolerable, lo que se denomina ‘enfoque de dosis de referencia’. El panel se aplica a la metodología revisada de su revaluación del contaminante 3-MCPD y, como resultado, ha incrementado dos veces y medio su nivel de seguridad 2 anterior”, indicó Hogstrand.

Respaldo de la Fundación Española del Aceite de Palma Sostenible

Esta nueva revaluación del nivel de seguridad del 3-MCPD viene a apoyar las investigaciones llevadas a cabo por la Fundación Española del Aceite de Palma Sostenible sobre la seguridad del consumo de este ingrediente. En un encuentro organizado junto con la European Palm Oil Alliance celebrado el pasado noviembre, la Fundación presentó tres informes sobre nutrición, medio ambiente y contaminantes, a través de los cuales ha querido proporcionar información de este ingrediente basada en evidencias científicas.

Bajo el título “Aceite de Palma. Una visión desde la ciencia”, el encuentro celebrado en la Asociación de la Prensa de Madrid, con la asistencia de cerca de un centenar de representantes de la industria y la distribución alimentaria, la administración y medios de comunicación, contó con las intervenciones de Roberto Torri, presidente de la Fundación Española del Aceite de Palma Sostenible; Margot Logman, Programme Manager de EPOA; Marcela González Gross, catedrática de Fisiología del Ejercicio y Nutrición Deportiva de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM); Luis Guijarro, periodista medioambiental, y Arturo Anadón, catedrático de Toxicología y Legislación Sanitaria de la Universidad Complutense de Madrid (UCM). A todos ellos, se unió en la mesa de debate final Horacio González Alemán, director de la Fundación Española del Aceite de Palma Sostenible, y Eva Gesteiro, investigadora en la Universidad Politécnica de Madrid.

Fuente: Sweet Press

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solve : *
12 + 16 =