“Chorichaya”: el chorizo bajo en grasas creado por estudiantes

Estudiantes de la Universidad Intercultural Maya de Quintana Roo (Uimqroo) han desarrollado, con asesoría de académicos de esa casa de estudios una variante de chorizo que tiene componentes bajos en grasas animales, entre ellos la chaya, de origen vegetal, característico de la Península de Yucatán.

Los alumnos, que han denominado a este chorizo, como “chorichaya”, han tenido ya relativo éxito en la producción del embutido, pues ha tenido aceptación en diversos nichos en los que lo han presentado.

Los emprendedores pertenecen a la carrera de Ingeniería en Sistemas de Producción Agroecológicos y promueven el producto en la región para recaudar fondos que les permiten sufragar viajes de práctica o recaudar fondos para fines diversos.

Esta idea fue uno de varios proyectos que surgieron del cuerpo académico de Desarrollo Sostenible en salud alimentaria y el responsable de elaborar este producto es el académico Edward Brito, que por más de cinco generaciones ha trabajado con estudiantes de la carrera.

De acuerdo con el mentor, la “chorichaya” es un embutido original de la máxima casa de estudios el cual contiene como ingredientes —además de la chaya—: cilantro, cebolla, chile serrano, tomate verde, especias (ajo, laurel, orégano, clavo, comino) y un poco de vinagre de manzana.

Brito explicó que al elaborar este producto, primero deben lavarse bien todos los ingredientes ya mencionados, posteriormente deben picarse la chaya, tomate y el chile para poder hacer una mezcla con los demás ingredientes, que al final se combinarán con carne molida, pero una con bajo índice de grasas.

Originariamente este embutido ha sido elaborado con espinaca; sin embargo, por la región de la que procede (zona maya) sus productores optaron por usar la chaya.

De acuerdo con evaluaciones de la Uimqroo, la “chorichaya” ha tenido un ochenta por ciento de aceptación en ferias de toda la península (Campeche, Yucatán y Quintana Roo) y normalmente es buscado por las personas que desean algo diferente.

Se trata, prosiguió, de un embutido normal, el cual han elaborado ya sea con carne de conejo, pescado, pollo, pavo, borrego, pato y la gente puede acompañarlo con otros platillos como huevo, asado, frito, o al gusto.

Fuente: Palco Quintanarroense

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solve : *
21 − 16 =