Autoridades europeas confirman seguridad de nitritos y nitratos

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, concretamente los expertos de la Comisión Técnica de Aditivos Alimentarios y Fuentes de Nutrientes Añadidos a los Alimentos, confirma la seguridad de los nitritos y nitratos que se añaden a los alimentos, certificando los niveles de seguridad que se establecieron en el año 2009 sobre el uso del E249 (Nitrito de Potasio) y el E250 (Nitrito de Sodio).

A finales del año pasado, el Parlamento Europeo pedía a la Comisión Europea (CE) que se redujera o prohibiera el uso de nitritos en los productos cárnicos, se realizaba esta solicitud ante las evidencias científicas sobre la peligrosidad de estos aditivos para la salud de los consumidores. Esta petición se había realizado en otras ocasiones y la respuesta que obtuvieron los europarlamentarios es que estaban aprobados por la Agencia de Seguridad Alimentaria de la Unión Europea (EFSA, por sus siglas en inglés).

Dado que se han realizado varias investigaciones aportando nuevos datos desde que se aprobaron legalmente estos aditivos en el año 2009, la CE tenía la obligación de considerar la petición. Pues bien, hoy podemos saber que la EFSA confirma la seguridad de los nitritos y nitratos que se añaden a los alimentos, esta es la conclusión a la que se ha llegado tras haber realizado una re-evaluación de seguridad. La agencia asegura que la exposición de los consumidores a estas sustancias se encuentra dentro de los niveles de seguridad para todos los grupos de población, a excepción de un ligero exceso en niños que sigan una dieta rica en alimentos que contengan nitratos y nitritos.

La EFSA no ha considerado las conclusiones del Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (IARC), en las que se solicitaba prohibir el uso del E249 (Nitrito de Potasio) y el E250 (Nitrito de Sodio), dos conservantes que se utilizan para prevenir infecciones bacterianas y como agentes potenciadores de color. La EFSA comenta que estos aditivos están autorizados por las razones antes comentadas y además recuerda que el nitrato está presente de forma natural en altas concentraciones en determinados alimentos vegetales, por lo que pueden acceder a la cadena alimentaria como un contaminante ambiental.

El panel de expertos de la Comisión Técnica de Aditivos Alimentarios y Fuentes de Nutrientes Añadidos a los Alimentos (ANS) ha sido el responsable de la reevaluación, comentan que se ha realizado como parte del programa de la EFSA para analizar todos los aditivos alimentarios autorizados en la Unión Europea antes del año 2009. Sobre la base de la evidencia científica disponible, han llegado a la conclusión de que no había necesidad de cambiar los niveles de seguridad que en su momento se establecieron para estos aditivos. Dichos niveles se calcularon para lograr el equilibrio entre el riesgo de la formación de nitrosaminas (elementos carcinógenos) y el efecto protector de nitratos y nitritos frente a los microorganismos patógenos.

ANS recuerda que la ingesta diaria aceptable de nitratos está establecida en 3.7 miligramos por kilo de peso corporal al día, en el caso de los nitritos el nivel seguro establecido es de 0.07 miligramos por kilo de peso corporal igualmente al día. En su momento, la EFSA llegó a conclusiones similares a las del IARC, pero apuntando que si se respetaban los valores establecidos no existía peligro; pero los estudios independientes realizados, además del llevado a cabo por el IARC, concluyen que es necesario abandonar estos aditivos y promover alternativas que sean seguras y que puedan ser utilizadas por la industria alimentaria.

Nitritos y nitratos en los alimentos

En la nueva evaluación se aclara que la exposición de los consumidores a estos aditivos es reducida, pero si los consumidores siguen una dieta rica en alimentos que contengan los aditivos, se exponen a la presencia natural en los alimentos vegetales y a otras fuentes como los contaminantes ambientales; el nivel de seguridad podría ser superado para cualquier segmento poblacional. Parece que con estas declaraciones quieren decir que esto es algo muy poco probable y así dar carpetazo al tema del uso de nitritos y nitratos en los alimentos.

Aquí merece la pena recordar una denuncia realizada por Corporate Europe Observatory (CEO), en la que se apunta que uno de cada cuatro investigadores que trabaja para la EFSA tiene conflictos de intereses económicos, es decir, vínculos con la industria alimentaria, algo que de ser cierto hace dudar de las decisiones que se toman en materia de seguridad alimentaria. Citamos esto porque en el estudio realizado por CEO aparecen varios expertos de la ANS que supuestamente tienen vínculos con empresas alimentarias, algo que da que pensar.

Los expertos de la ANS confirman que el nitrito está vinculado a la formación de un grupo de compuestos conocidos como nitrosaminas (elementos carcinógenos), por lo que se estimó su formación dentro del cuerpo en relación a la ingesta de alimentos que contienen los aditivos analizados. Se llegó a la conclusión de que si se utilizan en los niveles establecidos, su contribución a la exposición total de nitrosaminas es poco preocupante para la salud.

En definitiva, se concluye que nitratos y nitritos en niveles permitidos son seguros para los consumidores, aunque reconocen que existen algunas lagunas de conocimiento que deberán ser solucionadas a través de posteriores investigaciones. Esta es la respuesta que se dará al Parlamento Europeo como carpetazo al tema.

Fuente: gastronomía y Cía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Solve : *
50 ⁄ 25 =